Pequeña edificación de estética neorrománica situada en la ribera, muy cerca del barrio de Santiago. Erigida a finales del s. XVIII sobre el solar donde una vez se levantó el Convento de los Santos Mártires, en su interior se puede admirar un bello sarcófago paleocristiano realizado en mármol de Carrara.

0 Comentarios

Valora y Escriba un Comentario

Valoración