Mezcla de los estilos románico, gótico y mudéjar, fue la primera de las siete Iglesias fundadas por Fernando III tras la conquista de la ciudad. La portada principal luce un bello rosetón, mientras que de las entradas laterales sobresale la de la derecha, decorada con punta de diamantes y fechada como la más antigua puerta de las iglesias de Córdoba. La torre, del s. XVII, se desarrolla en cuerpos decrecientes.

0 Comentarios

Valora y Escriba un Comentario

Valoración