Como la mayoría de las iglesias fernandinas, se construyó sobre el solar de una antigua mezquita de la que conserva el alminar, convertido en torre cristiana. Sus características arquitectónicas originales le han sido devueltas gracias a la restauración efectuada. Contiene numerosas obras de interés artístico, como el Cristo de las Penas (S.XV).

0 Comentarios

Valora y Escriba un Comentario

Valoración