Entre el comienzo de la Ronda de los Tejares y la Avenida de América, se expande el jardín público llamado de la Agricultura. Su nombre se debe a las huertas que inundaban este recinto cuando el Ayuntamiento local lo compró en 1866. En los años 30 del siglo XX se añaden los bancos y los palomares. Actualmente se conoce como Jardín de los Patos, debido al gran número de estos animales que habitan en la fuente del parque. De la gran variedad de especies que este jardín acoge destaca un majestuoso ginkgo (especie superviviente del mesozoico). Conserva varios monumentos, como los dedicados a Julio Romero de Torres o al compositor Martínez Rucker.

0 Comentarios

Valora y Escriba un Comentario

Valoración