En la cocina cordobesa quedan impresos los sabores y matices de las distintas culturas que formaron parte de esta ciudad. Los árabes dejaron la herencia del gusto por lo agridulce como el cordero a la miel y postres con almendra como los alfajores y el típico pastel cordobés. La influencia de los cristianos se aprecia en el uso de las carnes en casi todas sus recetas y en cuanto a la repostería son las perrunas, pestiños y polvorones algunos de los dulces más característicos. En esta rica cocina encontramos platos como el salmorejo, ajo blanco, gazpacho, rabo de toro, manitas de cerdo, flamenquín y pescado en adobo , que junto a el trabajo de las nuevas generaciones de cocineros que aportan nuevas recetas, hacen de la gastronomía cordobesa, un referente en la cocina andaluza por aunar tradición y vanguardia. Muchos de los productos que forman la materia prima de la cocina cordobesa proceden de la provincia. Ingredientes de primera como el aceite de oliva y el vino de la campiña, las carnes y embutidos de la Sierra y Valle de los Pedroches, frutas y hortalizas, leche y deriva- dos... sirven como fondo de multitud de recetas que deleitan a todo aquel que las prueba.

0 Comentarios

Valora y Escriba un Comentario

Valoración