Cercana a la Iglesia de la Magdalena, se levantó, en el siglo XV, un magnífico santuario en el lugar exacto donde se apareció la Virgen. De original fachada principal, el interior del templo se divide en tres naves. La cabecera acoge la imagen titular del Santuario, del siglo XV. El camarín y la capilla del Sagrario son de gran belleza, decorándose esta última con pinturas murales. Próximo a este santuario se levanta el humilladero dedicado a la Virgen de la Fuensanta. Construido en el siglo XV, es interesante debido a su estética goticista.

0 Comentarios

Valora y Escriba un Comentario

Valoración