Es una tipología de monumento típicamente cordobesa que se remonta al siglo XVII, máxima expresión de la devoción popular por el custodio. Cercano a la Puerta del Puente encontramos el más vistoso de todos. Realizado en el siglo XVIII, fue terminado por Miguel de Verdiguer. La etérea columna que sustenta al Arcángel se erige sobre una torre que hunde sus muros, a su vez, en una gruta. Son símbolos del inframundo, lo terreno y lo divino.

En la Plaza de la Compañía se levanta otro de los Triunfos, presidiendo la plazoleta. Data de 1736 y fue construido gracias a la limosna de los fieles. En la Glorieta Conde de Guadalhorce, delante de la antigua estación de ferrocarril, encontramos otra muestra de la devoción a San Rafael. Fue erigido en primera instancia frente al Alcázar de los Reyes Cristianos y data de 1743. El Triunfo de San Rafael , situado en la Plaza de los Aguayos, fue levantado en el año 1753, fue donado por los condes de Hornachuelos y marqueses de Santaella. Otros Triunfos son los ubicados en la Iglesia de Nuestra Señora de la Paz, Plaza de San Hipólito, Puerta Nueva, Plaza de San Basilio y Plaza del Potro (segunda mitad del siglo XVIII)

0 Comentarios

Valora y Escriba un Comentario

Valoración